• 15,010 / 1,368,736
  • 4 / 7,828
  • 5,988 / 54,895

Piercing de lengua, la biografía no autorizada

La historia de amor y desencuentros con mi piercing nació hace 4 años ya, después de que un amigo apareció luciendo un hermoso y brillante piercing en la lengua (que no eran tan comunes en esa época). Simplemente DEBÍA hacermelo yo tambien, y eso que yo no soy de esas personas que copia todo lo que ve, pero todas las cosas que transmitía ese pequeño pedazito de metal lo hacían totalmente irresistible.

Dos días más tarde decidí, despues de alguna que otra duda, ir a hacermelo, obviamente al mismo lugar al que había ido mi amigo. En el local me comentaron los inconvenientes que iba a tener la primera semana para comer y para hablar, y tambien por supuesto que "sí, me iba a doler", pero que después de esa primera semana terrible en donde uno iba a estar tentado a agarrar una tijera y cortarse la lengua para acabar con el sufrimiento de una buena vez, ya iba a pasar a ser parte de mí.

Estaba demasiado convencido como para que una semanita de incomodidad me asuste. Asi que el pibe me dijo que saque la lengua, para marcarme el lugar, me explicó que el aro iba a quedar un poco inclinado para que no moleste tanto. Luego tomó unas tipo pinzas, que en la punta tenian un hueco, que por ahí iba a pasar la aguja. Bueno, me apretó la lengua con esas pinzas, lo cual fue más doloroso de lo que aparentaba. Lágrimas caían de mis ojos, y baba de mi boca (no era una linda imagen). Después de un par de minutos (que se sintieron como horas), al fin vino el momento mas aterrador: el de la perforación.

Maniobrando mi lengua con la pinza, comenzó a perforarme la lengua desde la parte de abajo hacia arriba, mientras yo iba sintiendo como la aguja iba atravezando por entre las fibras del músculo. Cuando terminó de pasar la aguja lo peor estaba por venir... el momento de la colocación del aro. UFFFF!!! el ultraje que recibió ese agujerito recién abierto por el aro, que estaba ávido de penetración, era digno de prisión perpetua. Ya en ese momento yo con mis ojos cerrados, no podía distinguir cual era la acción que estaba siendo realizada, si era que lo estaba poniendo o si lo estaba ajustando. Solo quería que se terminara de una buena vez!

Cuando finalmente me dijo que ya estaba listo, ahí recién me anime a abrir mis ojos inundados de lagrimas. Obviamente no podía hablar, tenia la boca totalmente adormecida, y una gran sensación de malestar general. Lo ví en el espejo y me pareció un asco, con la boca con sangre... horrible. El flaco me dijo que me compre una botella de Listerine, y que me haga buches despues de comer cualquier cosa, despues me enteré que por el alto contenido de alcohol del Listerine (que es irritante para heridas punzantes) ese fue un mal consejo.

La pesadilla había terminado, ya tenía mi piercing, ahora solo era cuestión de aguantarme una semanita comiendo y hablando poco. Estaba contento!, pero me iba a durar poco la alegría ya que al día siguiente ocurrió algo inesperado.

Ya sentía yo que mi impresionante arito azul, estaba un toque ajustado a la lengua, es decir, al estar la lengua hinchada el aro no le daba lugar para el movimiento... me debian haber puesto un aro mas largo. Cuando ese sabado al mediodía tuve la mala idea de, en vez de comer algo con textura suave, me mandé una pizza bien crujiente. Ahí fue cuando la bolita inferior dijo "ya es suficiente" y decidió abandonar al resto del aro. Yo obviamente fui incapaz de volver a enroscarla ya que la lengua estaba hinchada, y tambien porque me daba cosa :P. Así que me saque el aro y fui al local de piercings, y ahí me informaron que tristemente el aro no lo iban a poder volver a colocar porque la lengua es un músculo que se regenera con gran rapidez, por lo que el agujerito ya se había cerrado, que debía esperar unas semanas a que cure del todo, para que después me lo puedan volver a colocar, con una nueva tortura... digo perforación, incluída, claro está.

La proxima les cuento como me fue cuando volví...

Conclusiones? El que quiere un arito celeste, que le cueste... o que le duela, en este caso. Después, el aro tiene que ser largo apenas te lo hacen, para poder dejarle espacio a la lengua para que se hinche tranquila, despues de un tiempo podes ir y cambiartelo por uno mas cortito, que son más cómodos. Y finalmente, Pizza dura con una perforación en la lengua? en qué estaba pensando? quién sabe... tal vez tenía mucha hambre y era lo único que había, o simplemente habrá sido que mi espíritu Xtremo me pedía sufrir un poco más tratando de masticar con una lengua atormentada... en fin... NO LO HAGAN!, coman yogur, el arroz va bien también, tomen leche, y aprovechen para perder esos kilitos de más que los hacen la envidia de todos los cerditos.

Por dudas y alabanzas escribanme. Aunque aclaro que todo mail que contenga alguna de las siguientes frases: "que historia pedorra", "sos bastante nabo", "mi abuelita tiene más aguante que vos", o similares van a ser borradas de inmediato.

Details

submitted by: Anonymous
on: 22 Aug. 2007
in Tongue Piercing

Use this link to share:


Artist: un+genio
Studio: la+Bond+Street
Location: Buenos+Aires

Comments (0)

add a comment

There are no comments for this entry

Back to Top