• 12,844 / 1,364,230
  • 10 / 7,488
  • 4,099 / 54,885

La historia de mi ombligo

Todo empezó hace unos 8 años. Yo tenía entonces 12 y me encapriché con el piercing en el ombligo. Sorprendentemente mis padres no pusieron muchas trabas, así que para los 13 fui a una clínica y un ATS me realizó la perforación y me puso una banana que yo previamente había comprado en una tienda.

Seguí los cuidados que me indicó aquel ATS, que a día de hoy he descubierto que no eran los idóneos (jabón neutro OK, pero también me recomendó echarle betadine)

De todas formas el piercing curó genial y en 3 meses lo tenía perfecto, me cambiaba la joya sin problemas, nunca se me infectó ni me supuró ni me dolió. Un año después de llevarlo empecé a salir con un chico y a él no le entusiasmaban los piercings, la verdad es que en ningún momento me pidió que me lo quitara, pero yo decidí quitármelo porque a él no le gustaba.

Estuvimos juntos 3 años, y cuando la relación se acabó, yo empecé a echar de menos mi ombligo perforado. Aún tenía la cicatriz, y el agujero de abajo no estaba del todo cerrado, me entraba un trozo de piercing. Un día en clase de historia aburrida empecé a jugar con un pendiente de la oreja, intentando meterlo en el antiguo agujero, pero aquello estaba cerrado por dentro. Entonces hice la tontería más grande del mundo: reabrir el agujero en condiciones de higiene mínima (no voy a describir cómo para no darle ideas a nadie)

Como era de esperar,la cosa no fue muy bien. Lo hice demasiado superficial y al cabo de un mes la piel se habia muerto, se estaba secando y acabé por quitármelo. Pero la piel ya estaba muerta y a los dos o tres días acabó por partirse. Me quedó horrible!!!!! Pensé que necesitaría cirujía estética o algo así, fue muy traumático.

Sin embargo en cuanto pasaron unos días, la cicatriz se disolvió bastante y solo me quedó una manchita blanca, como cuando te cogen uno o dos puntos. Con los años cada vez se ha ido notando menos.

Ahora, con 20 años, decidí que me lo haría pero esta vez bien hecho. Fui a un estudio en Barcelona: LTWTattoo.

Le conté toda la historia al piercer por si suponía algún problema perforar sobre cicatriz, me dijo que ya era muy antigua y que no pasaba nada. Así que entramos a la sala donde realizan las perforaciones.

Primero me marcó los puntos y nos aseguramos de que estuviesen bien de distancia y rectos. Una vez estuvimos conformes, me tumbé en la camilla y cerré los ojos. Creo que no usó la pinza, porque no la sentí, pero no lo puedo asegurar porque no quise abrir los ojos. Respiré hondo y al soltar el aire me atravesó... ME DOLIÓ MUCHÍSIMO. Y no sólo el agujero en sí, luego cuando me estaba poniendo la pieza me dolió tanto como la perforación en sí.Pero solo fueron unos segundos... eso sí, después me mareé y se me bajó el azúcar, pero me dieron un poco de glucosa y agua, me puso un poco de agua en la nuca y en 10 minutos estaba perfectamente y con el ombligo perforado!! La joya que me pusieron fue una simple de titanio, con las dos bolas de titanio sin ningún cristal. En principio me la pusieron de 12mm aunque mi piercing fue hecho de 10mm, pero así dejaba un poco de espacio por si se me inflamaba un poco, y para poder limpiarlo mejor. Dentro de dos o tres semanas tengo que volver al estudio a que me lo vean y si todo está bien me pondrán una barra de 10mm.

El precio del piercing más las dos joyas de titanio (10mm y 12mm) fueron 51 euros. Al principio me pareció un poco caro, pero pensándolo bien no lo es tanto ya que me llevo dos bananas de titanio (iguales, sí, pero bueno!!) y la verdad es que muy contenta de haberlos pagado.

Hace ya 1 mes y medio y de momento todo va genial, no he tenido ninguna infección y toquemos madera.

Animo a todo el mundo que se quiera hacer un piercing, ya sea en el ombligo o en cualquier otro sitio. Que no os preocupe el dolor, todos los piercings van a doler, pero depende mucho de la persona y el sitio (el de la nariz no me dolió NADA) pero por mucho que duela, apenas son 10 segundos, se puede aguantar y merece la pena! Lo que no recomiendo en absoluto es que alguien intente hacerse un piercing a sí mismo. No es un proceso sencillo y requiere práctica y conocimientos de anatomía que si no los tenemos puede acabar dejando una cicatriz muy fea como me pasó a mí, o incluso una infección peligrosa.

Un saludo,

kadessa

Details

submitted by: Anonymous
on: 01 May 2008
in Navel Piercing

Use this link to share:


Artist: +
Studio: LTWTattoo
Location: Barcelona

Comments (0)

add a comment

There are no comments for this entry

Back to Top