• 177,278 / 1,369,754
  • 85 / 7,894
  • 875 / 54,898

¡La experiencia que jamás creí tener!

Por Xochitl Herrera México. DF

¡La experiencia que jamás creí tener!

En realidad esto paso hace ya mucho tiempo, espero poderlo revivir como si hubiese sido ayer.

Decidí compartir esto con ustedes en primer lugar para sacar mi membresía y también porque fue la primera vez que pude llegar a un nivel muy extraño en mi cuerpo en donde este se dividió en segmentos, como si cada parte, cada extremidad fuese independiente del conjunto!. Además ese día "me mordí la lengua" porque dije alguna vez que nunca lo haría, me imaginaba que era muy doloroso y que no podría soportarlo.

Esta experiencia fue en Costa Rica, tuve la oportunidad de viajar a este país ya que me ofrecieron trabajo temporal en un estudio llamado Plexus. Fue en diciembre así que hubieron varias fiestas y en una de ellas iba a realizar un show de suspensiones.

Durante esa semana estuve ayudando a conseguir el material, las estructuras y demás, pero nunca paso por mi cabeza el que yo lo hiciera, hasta un día antes del evento surgieron esas ganas en mi de suspenderme, comente con Coki (el que organizo la suspensión) que si era posible suspenderme al día siguiente y me dijo que no había problema.

¡Llego el día siguiente!, estaba demasiado nerviosa y quería que esa noche fuera realmente especial. Lo organice un poco para irme a dar un masaje, pero por varias circunstancias se complicaron los horarios, faltaban algunas cosas por terminar para que todo saliera perfecto, no pude irme a dar el masaje y eso me angustiaba pues yo había oído que era necesario para que la piel se suavizara un poco y doliera menos.

Cuando por fin llego la noche estaba yo muy tranquila. El show se dividió en dos secciones para poder tener una mejor organización. Yo estaba en la segunda parte, se decidió así porque en la primera me iban a cargar y también porque ¡fui pionera!, la primera mujer que se suspendía en ese país, esto me hizo sentir muy especial y afortunada.

En una habitación, de la casa en donde fue la fiesta, la acondicionamos para poder hacer ahí las perforaciones. Fui ayudante de asistente en la inserción de los ganchos y salimos con las dos personas rumbo a donde era "el escenario", este en realidad solo fue un árbol muy grande que estaba en el jardín de la casa.

Se suspendió el primer chico, este se mareo, lo tuvieron que bajar y llevarlo hacia la habitación en donde antes se le pusieron los ganchos. La gente estaba asustada y la situación hizo que regresara a mi estado de nerviosismo, que se convino con emoción y alegría. Después de unos minutos se guindó un chico al que le dicen Machillo lo bajaron me sostuvo en sus brazos y lo volvieron a alzar. Veía a la gente, imaginaba que ya estaba ya en mi presentación.

Regresamos a al habitación el chico del mareo se había repuesto y seguía mi turno para que insertaran los ganchos en mi espalda, respire profundo me hinque de espaldas a Coki (el puso los ganchos) y en esta posición me perforaron. ¡En verdad eso como me dolió!.

Después perforaron a Piloy el se iba a suspender en posición de "flor de loto" así que le perforaron las rodillas y la espalda.

Salí muy firme hacia el escenario, Las personas se asombraban al ver que era una chica la que se iba a guindar, me pare justo debajo de la estructura y comenzaron a amarrarme a ella, la piel estaba muy tensa y los ganchos un poco pegados a ella, cuando los ganchos se movían me ardía, en mi cabeza estaban muchos sentimientos encontrados y la sensación que me iba a doler, que ya estaba ahí, que yo lo había decidido y no había vuelta atrás.

Me pidieron permiso para empezarme a subir yo solo moví la cabeza y les indique con las manos que: hacia arriba, no podía abrir los ojos, quería concéntrame, en la espalda solo sentía presión como si alguien que te quiere mucho te abrazara con muchas ganas, tantas que quiere apretarte mucho, con ansiedad, en ese momento me desconecte totalmente del ruido de la gente o ya no supe si estaban callados. De repente sentí que tocaban mi hombro y Coki me dijo -ya estas totalmente levantada solo alza los pies-, era increíble, la punta de mi dedo pulgar del pie no quería dejar de sentir contacto con el suelo, no me respondía, por mas que quisiera levantar las piernas inclinando las rodillas había algo que lo impedía. No supe cuanto tiempo paso pero por fin encogí las piernas y no sentí ni mas peso ni nada diferente a lo que estaba sintiendo, en ese momento abrí los ojos voltee hacia enfrente y pedí que me alzaran mas y mas, estaba a dos metros del piso veía a toda la gente, con cara de admiración. En ese momento soplo el viento con un poco de llovizna , yo llevaba un top straple de blusa y esa brisa toco mi piel del vientre, lo recuerdo y la piel se me pone "chinita" eso hizo que mis sentidos se sensibilizaran más, si quería sentir los puros brazos lo podía hacer, solo la brisa y ahí estaba toda mi concentración en la brisa, la presión en la espalda, el peso de mi cabeza, las piernas las movía como si estuviera caminando en el aire y era una sensación realmente extraña y placentera.

Las chicas empezaron a preguntarme que se sentía, que si me dolía, yo estaba extasiada con la mirada brillosa y empecé a contestar a sus preguntas con una sonrisa en la cara y a jugar con mi cuerpo y su sentir en el mismo momento. Si levantaba los brazos me dolían mas las perforaciones del cetro, si inclinaba la cabeza a un lado o hacia el otro también había diferencia. Fue magnifico. Hasta me dieron mucho mas ganas al estar escribiendo esto de volverlo ha hacer.

Constantemente me recordaban que cuando yo me quisiera bajar que les dijera, habían pasado 20 min. Según una chica del publico que se le ocurrió tomar el tiempo, decidí que era momento de bajarme, no porque me estuviera doliendo, solo porque era momento. Llegue al piso el contacto con él fue también muy raro y no puedo describirlo solo fue extraño como una conexión con un algo.

Me quede a un lado mientras veía la suspensión de Piloy. Sentía como si hubiese sido un sueño y no lo podía creer. Estaba demasiado sensible, la suspensión de Piloy la veía realmente bonita con los ganchos en las rodillas y en la espalda, pasando los cordones por encima de él, la posición que tenia y el follaje de los árboles atrás, Pioloy tenia una cara de relajación impresionante, se veía como si hubiese sido a propósito el que pareciera que estaba levitando.

En fin el Ritual estaba llegando a su fin, nos pasamos a la habitación a retirar los ganchos, eso me dolió un poco, drenaron la sangre de mi espalda y todo quedo perfecto.

Días mas adelante se sentía al tocar mi espalda alta, como si estuviera llena de burbujas debajo de la piel. Sentir eso también me gusto demasiado.

Esta experiencia ha sido de las mejores que tengo, he tenido muchas ganas de volverme a suspender, pero cuando ha existido la posibilidad no he estado anímicamente con ganas de hacerlo. En verdad espero poder vivirlo de nuevo, de otras partes de mi cuerpo claro, pero no creo que sea lo mismo como la primera vez!

Details

submitted by: Anonymous
on: 11 April 2006
in Ritual

Use this link to share:


Artist: Coki
Studio: Plexus
Location: Costa+Rica

Comments (0)

add a comment

There are no comments for this entry

Back to Top